Nos comenzamos a besar apasionadamente, me comenzo an elaborar delicioso con su idioma por mi rostro, carente sacarme el pene me volteo lentamente asi­ como me sento en el sofa…

Nos comenzamos a besar apasionadamente, me comenzo an elaborar delicioso con su lenguaje por mi rostro, falto sacarme el miembro viril me volteo lentamente y me sento en el sofa, yo abri mis piernas lo mas que pude para que el se divirtiera en mi, puso mi cola casi al final de el silli­n y mi comienzo contra la espalda asi­ como parado en cara mio me lo volvio a meter porque me lo saco, aunque lo mejor sobre esa sacada fue que me lo volvio a meter lentamente, me comenzo a dar miembro viril riquisimo, ese varon se movia como actor sobre porno, era mi primera pericia con un adulto absolutamente sexual, mi esposo es muy carinoso aunque este me estaba procurando como una femina cualquier, se complacia en mi, me acomodo las extremidades inferiores de muchas maneras y no ha transpirado me hacia delicioso, nos mirabamos y no ha transpirado yo jadeaba y gemia igual que En Caso De Que estuviera grabando una decorado sobre cinema x, inclusive que James se comenzo an agitar mas robusto desplazandolo hacia el pelo sobre modo maravillosa comenzo a cabecear dentro sobre mi sin embargo me causo extraneza que me saco el pene y se me caldo en mi barriguita, nos reimos con voluptuosidad y no ha transpirado el sobandose el falo lo hacia arrojar mas asi­ como mas

tenia ganas sobre sexo

Se me acerco asi­ como me hizo mamarselo untado sobre semen, yo estaba en otro planeta desplazandolo hacia el pelo seguia las ordenes, se lo chupe delicioso asi­ como termino arrojandose a mi ala, nos abrazamos yo subiendole una pierna a su torso desplazandolo hacia el pelo nos acomodamos a retozar, nos besabamos igual que novios y nos declaramos lo que nos gustabamos y decidimos tener la peripecia, yo le dije que queria ser su enamorado desplazandolo hacia el pelo que el externamente mi tinieblo, igual que teniamos musica, cantabamos, nos reiamos, nos contamos cosas asi­ como me hizo confesarle cosas sobre mi vida, termine contandole en el abandono sexual de mi consorte y el se comprometio a hacerme el mantenimiento sexual, nos reiamos de las bobadas que deciamos inclusive que comenzo a amancer y determinamos que era prudente que terminaramos la aventura por esta noche

infiel por primera oportunidad asi­ como en mi propia residencia

James fue al banera a orinar, asi­ como cuando volvio por su ropa yo estaba con ganitas de otro polvito asi­ como por lo tanto me habia acomodado en cuatro en el sofa, le ofreci cualquier mi trasero, el se acerco y no ha transpirado despues de lamerme por detras me dijo…..”uyyy que trasero tan rico……quieres por el culito mami….me vas a encimar el problemas be2 chiquito”….yo Jami?s lo he hecho por detras, nunca me agrada, bueno no me gustaba porque James termino en otro encuentro coronandose mi recto, aunque esa noche nunca fue, yo riendome le dije….” no chiquito nunca me gusta……..dame por detras pero por la peludita de adelante….metemela todita por detrasssss”

James se rio sin embargo me obedecio, y me la metio riquisimo, me encanta esa posicion de perrito, comenzo a darme contra mis nalgas, sonaba delicioso, el amanecer desplazandolo hacia el pelo yo consiguiendo sexo en mi propia sala con otro varon asi­ como mi marido durmiendo, me pego contra el espaldar de cualquier el polla que me dio, nunca se cuanto tiempo cogimos, sin embargo se me hizo deliciosamente eterno, lo mas rico que nos vinimos juntos,senti igual que su leche me inundo desplazandolo hacia el pelo terminamos de nuevo tumbados contra el sofa, logre persuadirlo sobre que se fuera desplazandolo hacia el pelo nos quedamos un momento abrazados moviendonos sobre oportunidad en cuando y no ha transpirado lo ultimo que hicimos esa aurora fue un 69 delicioso, el bajo y yo sobre, con mi trasero y mi panocha en su rostro y no ha transpirado yo chupandole su pene hasta sus bolas, despues de un rato lo hize venir en mi boca, nos despedimos y no ha transpirado el se en voz baja acostado en el sofa asi­ como yo excesivamente sigilosa me fui a acostar al flanco sobre mi marido, culpablemente complacida.